Martes, 20 Septiembre 2016 20:29

Simulacro con humo de verdad

Como todos los años, pero diferente.

Primero, la teoría:

Charlas dirigidas a todos los alumnos entre el lunes y el martes.

Son bomberos que llevan muchos años de profesión y ahora se dedican a darnos unos consejos sencillos pero que pueden marcar la diferencia entre un fuego y un incendio.

 

Nos recuerdan que más peligroso que el fuego es el humo. Si la salida está con humo, es mejor encerrarse y dar aviso de dónde estás.

SImulacro con humo.

Algunas clases han tenido que quedarse con las puertas y ventanas cerradas porque no tenían libre la vía de evacuación.

Simplemente hay que esperar a que lleguen los bomberos.

Desde que se les llama suelen tardar entre 5 y 10 minutos.

Todos nos reunimos en las zonas de seguridad establecidas en el plan de evacuación y hacemos el recuento.

Por supuesto, hemos hecho lo fundamental:

CERRAR PUERTAS Y VENTANAS antes de salir,

y hacerlo sin entretenernos pero con serenidad.

Los bomberos felicitan a las clases que estaban más cerca del humo porque no se han arriesgado a salir y han aplicado las recomendaciones recibidas.

Y ahora la práctica.

Todos los incendios nacen siendo pequeños fuegos.

En esos momentos iniciales es posible extinguirlos nosotros mismos.

Nos acercamos al fuego con el extintor y actuando siempre con sentido común.
En un instante...

...se apaga el fuego.

 

¡ ¡ ¡ B I E N  ! ! !

La práctica la repite un buen número de profesores.
Acercarse viendo la dirección del viento...
Con calma y determinación.
¡ ¡ ¡ B IE N ! ! !

También algunos alumnos de bachillerato han practicado.

Como nos han dicho, el mundo de los primeros auxilios es apasionante.

Es estupendo estar preparado para poder ayudar a la gente.

 

Visto 662 veces